Meghan Markle y el príncipe Harry se convirtieron en padres el pasado 6 de mayo. No eran ni las 6 de la mañana cuando el bebé vino al mundo y pocas horas después el feliz papá comentaba ante los medios lo muy feliz que estaba, ya que el bebé estaba muy sano y la actuación de su mujer durante el parto había sido admirable.

Ya avisó que tardarían un par de días en presentar a su pequeño en sociedad, y por fin ha llegado el momento. La pareja ha posado ante las cámaras en el castillo de Windsor, a dónde Harry llegaba con su hijo en brazos mientras Meghan le agarraba de un brazo.

Para la ocasión, la Duquesa de Sussex se ha colocado un vestido color crema anudado bajo el pecho, que muestra que, aunque Meghan ha pedido gran parte de su barriguita, todavía se le pronuncia bastante, como es normal tras haber dado a luz tan recientemente.

Minutos después, y a través de su cuenta oficial de Instagram, Meghan y Harry han revelado el nombre que han elegido para su hijo: Archie Harrison Mountbatten-Windsor.