La Casa Real británica sigue sin mediar palabra sobre el inminente nacimiento del hijo de Meghan Markle y el príncipe Harry, una espera que ya comienza a desesperar a muchos.

La llegada del bebé real estaba prevista para finales de abril, y a pesar de que ya se informó de que los duques de Sussex habían decidido mantener los detalles de su nacimiento en privado, la falta de noticias ya hace mella en los medios británicos.

''La espera de Baby Sussex es tan estresante para los corresponsales reales como cualquiera, ya sabes. Mi hijo acaba de decir que iba a decir una oración a Dios para que Meghan no tenga a su bebé hoy, así que puedes venir a mi recital de guitarra porque estoy muy nervioso y no será lo mismo si mami no está ahí'', afirmaba la corresponsal real del Daily Mail, Rebeca English, mediante un tuit.

 

Durante las últimas semanas, detalles como la presencia en Londres de Doria Ragland, madre de Meghan, y las recientes visitas de la reina Isabel II y los duques de Cambridge a Frogmore Cottage, alimentan los rumores de que Baby Sussex pudiera estar ya aquí. Sin embargo, parece que tocará seguir esperando para conocer al nuevo miembro de la familia real inglesa y es de, de momento, la casa real británica se ha pronunciado y ha asegurado que el hijo de Meghan y el príncipe no ha nacido.