Meghan Markle y el príncipe Harry ya han iniciado su nueva vida en Canadá. Un paso definitivo que les ha costado meses tomar pero que, tras la aprobación de la reina Isabel II, ya es oficial, aunque no entrará en práctica hasta la próxima primavera.

Tal y como ya dijo la abuela de Harry, dejarán de percibir su asignación económica anual además de que devolverán a las arcas públicas los más de dos millones y medio de euros que costó la reforma de su residencia, Frogmore Cottage, vivienda que piensan seguir manteniendo para cuando viajen a Reino Unido.

Pero todavía hay muchas incógnitas abiertas: ¿cómo se financiarán? ¿Qué educación recibirá a partir de ahora Archie? ¿Cuánto tiempo pasarán en Canadá y cuánto en Reino Unido anualmente? Y otra duda que ha surgido por parte de muchos es cómo habrá que referirse a ellos a partir de ahora.

Pues bien, cuando se haga efectiva en primavera su retirada oficial, habrá que llamarlos 'los Sussex', ya que llamarlos los Duques de Sussex sería incorrecto. Pero cuando nos refiramos a ellos por su nombre completo, lo acertado sería escribir: Harry, Duque de Sussex, o Meghan, Duquesa de Sussex.

Seguro que te interesa...

El tremendo enfando de Meghan y Harry por estas fotos de su nueva vida en Canadá