Tras conocerse el nombre del hijo de Meghan Markle y el príncipe Harry, mucho se ha especulado sobre el motivo por el que los Duques de Sussex se decantaron por Archie Harrison.

Y resulta que la elección podría contener un mayor simbolismo que el que se creía en un principio, ya que según informa el diario británico The Sun, Enrique de Inglaterra podría haber escogido Archie como nombre para su hijo en honor a uno de los oficiales del ejército que le acompañó durante su etapa en Afganistán, Tom Archer Burton, y al cual le une una gran amistad.

El comandante cumplió en 2008 uno de los sueños del Duque de Sussex al permitirle servir en el frente, lo que podría ser un motivo más que de peso para que su hijo lleve el mismo nombre. Sin duda, una bonita forma de agradecerle todo lo que hizo por él durante ese periodo de tiempo.

"Es bien sabido en los círculos del Ejército, y concretamente en el círculo más íntimo de Archie, que el nombre del bebé es un gesto de agradecimiento para él", ha asegurado una fuente al medio británico. "Los dos han mantenido el contacto de manera regular, y Archie conoce a gran parte de la familia de Enrique, incluida Meghan".

Por otro lado, el nombre de Harrison no contiene tanto misterio, ya que es una referencia al recién estrenado papá: 'Hijo de Harry'.