La reina Isabel II concede el título de duque de Sussex al príncipe Enrique en el día de su boda con la estadounidense Meghan Markle, tal y como ha informado el palacio de Buckingham.

De esa manera, Markle, saldrá hoy de la capilla de San Jorge, en el castillo de Windsor, una vez casada con el benjamín del príncipe Carlos y la fallecida Diana de Gales, como "su alteza real duquesa de Sussex".

Este título es uno de los pocos que aún estaba vacante y su origen se remonta a 1801, cuando el entonces rey Jorge III (1738-1820) otorgó el ducado de Sussex a su hijo Augusto -uno de sus 15 hijos.

Además del ducado, la soberana británica ha decidido conceder a su nieto los títulos de conde de Dumbarton y barón Kilkeel.