Celebrities » Sangre Azul

LA PAREJA HA CORTADO TODA RELACIÓN CON ESTOS MEDIOS

La dura carta con la que Meghan Markle y el príncipe Harry se han vengado de cuatro periódicos británicos

Meghan Markle y el príncipe Harry han decidido cortar toda relación con cuatro periódicos británicos que, según sus palabras, "destrozaron la vida de muchas personas". La pareja corta así toda relación con estos cuatro medios.

Publicidad

Meghan Markle y el príncipe Harry han decidido vengarse de cuatro periódicos británicos con una dura carta en la que dejan claro que cortan toda relación con ellos.

Según aseguran, el "estilo de presentación de las noticias" de tabloides como The Sun, The Daily Mail, The Mirror y The Express “destrozaron la vida de muchas personas”. Una crítica que llega justo en la semana en la que se celebra el juicio de la demanda de Meghan contra el Mail on Sunday por publicar extractor de una carta privada y confidencial que ella envió a su padre en agosto de 2018.

"Cuando el poder se disfruta sin responsabilidad, la confianza que todos depositamos en esta industria tan necesaria se degrada", escriben en su misiva, y añaden: "El duque y la duquesa de Sussex han visto a personas que conocen, así como a extraños, ver sus vidas completamente rotas sin ninguna buena razón, aparte del hecho de que los chismes aumentan los ingresos por publicidad".

Según afirman a través de sus palabras, no tratan de evitar las críticas: "No se trata de impedir una conversación pública o censurar noticias precisas. Los medios tienen todo el derecho de informar pero no pueden basarse en mentiras".

Una medida con la que quieren reflejar los cambios que van a adoptar a partir del nuevo rumbo que han decidido tomar en sus vidas: "El duque y la duquesa han optado por revisar su política de medios para reflejar tanto su próximo cambio como miembros de la Familia Real con independencia financiera, como su deseo de remodelar y ampliar el acceso a su trabajo".

Seguro que te interesa...

Meghan Markle recibe las peores críticas tras su primer trabajo fuera de la Casa Real Británica

Publicidad