Meghan Markle acaparará todas las miradas cuando llegue a la capilla de St George y podamos ver su vestido de novia. Pero este no será el único diseño que luzca ese día ya que sobre las 19.00 horas acudirá a la fiesta posterior al banquete que el príncipe Carlos celebrará en honor de los recién casados en Frogmore House para la familia y amigos íntimos.

Para el vestido de novia, Meghan dio pistas en 2016 cuando concedió una entrevista para la revista Glamour, donde hablaba sobre su vestido ideal y confesaba que su favorito era el de Carolyn Bessette en su boda con John F. Kennedy Junior: “La clave es algo clásico y sencillo, quizás con algún toque moderno”, confesaba la actriz.

El diseño de Bessette fue confeccionado por Narciso Rodríguez y era un sencillo vestido cortado al bies con pronunciado escote, por lo que no será el que veamos a Megan en la iglesia pero quizás sí opte por uno de este estilo para la fiesta.

El vestido de novia de Caroline Bessette | Antena 3

Ralph & Russo es el nombre que suena con más fuerza para ser el encargado de realizar el vestido de Meghan, aunque se han barajado otros como Erdem, Roland Mouret, McQueen, Burberry, Emilia Wickstead y Jenny Packham. De hecho fue de Ralph & Russo de quien Meghan vistió para las fotos oficiales de su compromiso con Harry.

Además, la íntima amiga de la actriz, Jessica Mulroney, ha sido vista entrando y saliendo de los talleres de Ralph & Russo, y a principios de mayo el equipo de la firma de alta costura visitó el Royal School of Needlework, que en su momento se encargaron de ayudar a crear el vestido de Kate Middleton.

Por otro lado, para el vestido de la fiesta Meghan podría optar por Roland Mouret, muy amigo suyo, que de hecho afirmaba en una entrevista: “Meghan sabe muy bien lo que le gusta y lo más importante es escucharla y trabajar en colaboración con ella”. Aunque luego añadió un: “Ya he hablado de más”, lo que indicaría que quizás sea él quien se lo haya diseñado.