Según anuncia la cadena japonesa NHK, la princesa Mako (nieta del actual emperador de Japón) ha decidido contraer matrimonio con su compañero de universidad Kei Komuro.

Un enlace que tendrá lugar en 2018 y que podría marcar la salida de Mako de la casa imperial según la normativa que rige desde 1947 donde se estipula que las mujeres que nacen en el seno de la familia imperial pierden su estatus al contraer matrimonio con alguien ajeno a la realeza.