Meghan Markle y el príncipe Harry ya están de vuelto después de su intenso viaje oficial por África, el cual ha terminado con una gran polémica después de que el duque de Sussex publicara un comunicado defendiendo a su mujer de los ataques constantes a los que se ve sometida por la prensa. Asegurando, además, que llegarían a tomar medidas legales contra el medio que se atrevió a publicar una carta privada de Meghan a su padre.

Así, en su primera aparición pública después del viaje, con motivo de los premios de la Fundación Well Child, la cual preside Harry desde hace más de diez años, el hijo de la difunta Lady Di, no ha podido evitar emocionarse y romper a llorar al hablar de su familia.

"El año pasado cuando mi mujer y yo asistimos, sabíamos que estábamos esperando nuestro primer hijo", comenzaba afirmando. "Recuerdo apretar la mano de Meghan tan fuerte durante los premios, los dos pensando en cómo sería convertirse en padres algún día y más aún cómo sería hacer todo lo posible para proteger y ayudar a nuestro hijo, si hubiera nacido con algún desafío que requiriese atención inmediata o se hubiera puesto mal pasado el tiempo. Y ahora como padres, estar aquí para hablaros a todos vosotros toca la fibra de mi corazón de una manera que no podría haber comprendido antes de tener mi propio hijo".

Fue en ese momento cuando Harry no pudo contener las lágrimas, ante la atenta mirada del público y de su mujer, que también se mostraba más que visiblemente emocionada.

Seguro que te interesa...

Las fotos de Archie, el hijo de Meghan Markle y el príncipe Harry, en Sudáfrica revelan a quién se parece