La reina Letizia lució espectacular durante su asistencia a la ópera. La monarca optó por un favorecedor vestido blanco de la firma Lola Li de escote en V, lo que le jugó una mala pasada.

Y es que el escote se le abrió dejando ver a todo el mundo su ropa interior, en concreto su sujetador color carne. Un fallo que más tarde intentó arreglar con unos imperdibles que pidió a una de sus asistentes y que fueron la solución a su problemilla.

Aun así, Doña Letizia brilló en una noche en la que se dieron cita muchos rostros conocidos. Pero la elección del vestido de corte esmoquin y atado a la cintura de la Reina fue, sin duda alguna, la elección más aplaudida de la cita musical.

Seguro que te interesa...

La reprimenda de la reina Letizia a uno de sus escoltas