Si bien Kate Middleton y el príncipe Harry se han encargado de acallar todos los rumores sobre su mala relación gracias a su última aparición pública, ahora es la expectación que han levantando los duques de Cambridge con una inesperada visita a la nueva residencia de Meghan y Harry lo que vuelve a ponerles en boca de todo el mundo.

Todo el mundo está muy nervioso y pendiente de la inminente llegada de 'Baby Sussex', aunque parece que los futuros padres no están por la labor de pronunciarse al respecto. Sin embargo, una más que sospechosa visita a Frogmore Cottage por parte de Kate y el príncipe Guillermo este domingo, hace pensar en que el bebé real ya ha nacido.

Sin embargo, nos toca esperar un poco más para descubrir si esa visita que los duques de Cambridge realizaron a su cuñada era simplemente para comprobar cómo se encontraba, ya que Meghan no acudió a la misa de Pascua, o si se trataba de una visita para conocer al nuevo miembro de la familia real inglesa.