Kate Middleton y el príncipe Guillermo llevan juntos 12 años. Siempre han tenido una imagen de matrimonio joven, divertido y maduro. Pero no todo es oro lo que reluce, ya que ahora Katie Nicholl ha escrito una biografía que ha retratado los años de noviazgo de los duques de Cambridge, sacando a relucir su peor momento de la relación.

Según cuenta la biógrafa, la Navidad de 2006 fue la más dura para la relación de la pareja. Como relata, ambos tenían planes de pasar las fiestas juntos con la familia de Middleton. Sin embargo, los planes se cambiaron en el último momento cuando Guillermo llamó a su esposa actual de que no asistiría.

Esto supuso un gran golpe para la relación, ya que fue una noticia que provocó lágrimas en Kate: "En el último momento, William cambió de opinión y decidió que mejor se quedaría con su familia".

Además añade que, a pesar de que para el príncipe fue un momento sin importancia, Kate se lo tomó como una "señal de que vendría algo más feo".