Kate Middleton ha reaparecido después de su escasa presencia pública en los últimos meses. Sin embargo, como duquesa de Cambridge, no puede eludir sus deberes, y es que ha acudido junto a su marido, el príncipe Guillermo, a una recepción en la sede de la Fundación Aga Khan en King's Cross.

Un evento para el que Kate se ha mantenido fiel a su estilo, con un sobrio y elegante vestido verde de seda, al que le ha dado un toque de sencillez con unos pendientes valorados en menos de diez euros.

Este complemento no ha sido escogido al azar, sino que la duquesa ha querido hacer un pequeño guiño a los afitriones, ya que son de la firma Zeen, una marca pakistaní. Todo pensado de cara a la próxima gira que la pareja real hará por Pakistán desde el 14 de octubre.

Seguro que te interesa...

Kate Middleton recupera un vestido de invierno para el bautizo de Archie