Meghan Markle y Kate Middleton vuelven a estar en el punto de mira después de que un artículo en la revista Tartle haya sacado a la luz algunos rasgos de la Duquesa de Cambridge que han levantado ampollas en la casa real británica. Tanto es así que hasta Kate y su marido, el príncipe Guillermo, han decidido tomar medidas legales contra la publicación.

En el texto se puede leer que Kate es una persona "embustera, quejica y discutidora", y señala además que su delgadez se debe a que padece trastornos alimenticios como los que en su día sufrió Lady Di.

Pero la polémica se ha avivado cuando ha salido a la luz que la periodista que ha escrito el demoledor artículo es Anna Paternak, quien tendría relación con Meghan. De hecho parece ser que es muy amiga de Vanessa Mulroney, quien también trabajó para Tatler, quien es hermana de Ben, marido de la estilista canadiense Jessica Mulroney, una de las íntimas de Meghan.

De ahí que cuando Paternak se defiende diciendo que sus palabras tienen una fuente muy fiable, todos piensen que en realidad esa fuente no es otra que la propia Meghan.

Seguro que te interesa...

Unas medias fueron el inicio del distanciamiento entre Kate Middleton y Meghan Markle