La revista británica Tatler publica en su próximo número un amplio reportaje sobre Kate Middleton, que de hecho aparece en portada con el nombre de 'Catherine the Great', Catalina la Grande, en honor a la emperatriz rusa.

Basándose en supuestas fuentes cercanas a la Duquesa de Cambridge y en testigos que han vivido diferentes situaciones junto a ella, hay una anécdota que ha causado gran sensación y que se comenta en todo el mundo.

Y es que al parecer, el inicio del distanciamiento con su cuñada Meghan Markle habría venido por unas medias. Concretamente por las medias que ella quería que su hija Charlotte y el resto de niñas de las arras se pusieran el día de la boda de Meghan con el príncipe Harry según marcaba el protocolo, algo a lo que la exactriz se negó por el terrible calor que hacía. Finalmente, fue Meghan la que se salió con la suya.

Este fue el primero de los muchos encontronazos que tuvieron las cuñadas, un rifirrafe que ya venía de antes, cuando el príncipe Guillermo aconsejó a su hermano que no se casara con Meghan porque no la consideraba apropiada para formar parte de la familia real británica.

Aun así, son muchos los expertos de casas reales que ponen en duda estos testimonios, puesto que el entorno de Kate es muy hermético a la hora de hablar sobre ella con los medios. Además, la intención era dejarla en buen lugar, pero parece que ha causado el efecto contrario.

Seguro que te interesa...

El especial regalo de Meghan Markle al príncipe Harry por su segundo aniversario de boda