Kate Middleton, el príncipe Guillermo y el príncipe Harry eran uña y carne hasta que Meghan Markle apareció en sus vidas. El distanciamiento entre ellos poco a poco se fue haciendo más grande, hasta que últimamente se les veía cada vez con menos frecuencia aparecer juntos.

Los Duques de Cambridge se han mostrado muy decepcionados con algunas de las actitudes de Harry y Meghan, pero la gota que colmó el vaso fue su decisión de abandonar la casa real británica, lo que ha provocado que Kate se despidiera con lágrimas en los ojos de Harry antes de su regreso a Canadá, no sin antes decirle lo que pensaba.

Según revela la revista Women’s Weekly, Kate le confesó a Harry que estaba muy dolida por cómo les había apartado de su vida, tanto a ellos como a sus sobrinos, a los que ya no podría ver crecer y que no mantendrían relación con su primo, Archie.

Además de que ahora todo el peso de los actos de la Corona recaería sobre ellos, quienes asumirían toda la responsabilidad y protagonismo, ya que tanto Harry como Meghan dejan de atender los actos oficiales como los Duques de Sussex. Es más, le dejó claro que había perdido a un hermano.

Seguro que te interesa...

Sale a la luz el motivo de la frialdad del príncipe Guillermo y Kate Middleton con el príncipe Harry y Meghan Markle