La duquesa de Cambridge está de celebración y el motivo no es otro que su 31 cumpleaños. Una edad muy especial para la princesa ya que este será el año en el que se convertirá en madre por primera vez junto a su marido, el príncipe Guillermo, y que le permitirá ver cumplido otro de sus sueños desde que se casara el pasado 29 de abril con el hombre de sus sueños.

Desde entonces, Kate se ha convertido en una de las mujeres más queridas por el público y que más sensación causa entre los analistas de moda, pasando a ser ya una de las 'it girls' más destacadas del panorama actual. Un título consecuencia de su papel como heredera al trono británico que también ha venido acompañado de alguna que otra intromisión en su vida privada y que más de un disgusto le ha causado.

Y es que no hay más que recordar pasado escándalos como la publicación de sus imágenes en topless o las críticas vertidas sobre su persona por ‘fallos’ en el protocolo durante algunos de sus viajes. Escándalos que ha sabido sobrellevar a la perfección y que no impiden borrarle su interminable sonrisa gracias al idílico romance que vive junto a su marido, al que conociera cuando era dos estudiantes de la Universidad de Saint Andrews.

Sin duda, 31 primaveras muy bien disfrutadas y que celebrará en la más estricta intimidad, según ha revelado una fuente para el portal ‘Us Weekly’ con un regalo muy especial de su amado: unas tierras situadas a las afueras de Londres donde podrán disfrutar alejados de todo y de todos antes de la llegada de su primer hijo.