La caída de la Infanta Elena mientras montaba a caballo ha hecho que se descubra que la hermana de Felipe VI entrene en Zarzuela, lo que no ha estado exento de polémica debido a los costes que supone. Alejada de los comentarios que han surgido, la hija del Rey emérito reaparecía junto a su hija Victoria en Valladolid en el homenaje taurino a Víctor Barrio, fallecido en julio debido a una grave cogida en Teruel.

Doña Elena saludó a la viuda del diestro, Raquel Sanz, que se sentaba en la misma zona que la infanta y a la que, tras conocer la muerte Barrio, escribió una carta mostrándole sus condolencias que se publicó a través de El Mundo: "En estos duros momentos, en donde el mayor consuelo es poco, lamento profundamente la irreparable pérdida de Víctor. Te mando mi más sincero pésame por lo ocurrido, y te ruego, que en mi nombre, se lo transmitas a toda la familia".

Pero no fue el único rostro conocido que arropó a la familia del diestro. Mario Vargas Llosa junto a Isabel Preysler, Samantha y Nicolás Vallejo Nájera, Nuria González o Pedro Trapote fueron al acto en memoria de Víctor. El cartel de la corrida, organizada por la Fundación Toro de Lidia, estaba formado grandes nombres del mundo del toreo: José Tomás, José María Manzanares, El Juli, Alejandro Talavante, Morante de la Puebla y José Padilla, que no dudaron en brindar los toros a la familia del recordado maestro.