Ben Affleck estuvo un tiempo en Londres durante su rodaje de 'La liga de la Justicia', y se trasladó con toda su familia a tierras inglesas, donde vivió una de sus experiencias más extrañas, que ha contado en el programa 'Graham Norton Show'. "Era un día lluviosoen Londres, así que llevé a mi hijo a uno de esos parques cubiertos. Estaba vacío y me di cuenta de que había algo extraño entre los demás adultos que estaban allí. Todos iban muy bien vestidos y llevaban cascos, lo que me hizo pensar que para ser un parque infantil había demasiada seguridad", comentó el actor.

Y al cabo de un rato se dio cuenta de que su hijo Samuel, de 4 años, estaba jugando con los hijos de los Duques de Cambridge. "Fui la última persona en darme cuenta de que el Príncipe Jorge y la Princesa Carlota estaban jugando con mi hijo", añadía Ben Affleck. Además, al día siguiente su hijo se levantó muy acatarrado y el actor exclamó: "¡Ahora puedo decir que Sam pilló un resfriado del futuro Rey de Inglaterra!".

Aunque no terminó muy satisfecho con el trato recibido en Londres, donde confiaba poder conseguir pases VIP para hacer turismo y le resultó imposible y acabó con una visita guiada por la ciudad como a cualquier otro turista, recuerda esa anécdota y no puede contener la risa. "Estábamos rodeados por 50.000 turistas que esperaban hacerse un selfie. ¡Fue un desastre!", explicó Ben.