El príncipe Harry, de 32 años, y Meghan Markle, de 35 años, están luchando mucho por su relación. Al parecer le está siendo muy difícil a la actriz gestionar su reciente popularidad, y ha tenido que tomarse incluso un descanso en su carrera profesional, abandonando de forma temporal la serie en la que trabaja, 'Suits'.

Desde que se empezó a comentar la relación entre el príncipe y la actriz, recibieron numerosas críticas que les han afectado mucho, concretamente a ella. Para poner solución a este aluvión de críticas que estaba recibiendo Meghan, Harry decidió emitir un comunicado donde confirmaba su relación con la actriz y denunciaba el acoso que estaba sufriendo. Esto es poco común en las Casas Reales a no ser que se trate de un compromiso oficial, por lo que la relación va muy en serio.

En todo momento la familia real inglesa apoyó la decisión del pelirrojo. Pero se rumoreaba que Guillermo de Inglaterra no aceptaba la relación de su hermano. Para poner fin a estos comentarios, el Duque de Cambridge ha emitido un comunicado de prensa afirmando que Harry y Meghan cuentan con todo su apoyo y consentimiento. Una fuente cercana a la familia ha informado a Telegraph que el gesto de Guillermo no ha pillado por sorpresa a la Casa Real: "Ellos no suelen dar declaraciones sin consultarlo antes. Discutieron mucho antes del comunicado que Enrique envió acerca de Meghan Markle. Pero debido al acoso que desembocó la noticia, el príncipe Enrique sintió que lo correcto era actuar".

Aunque es poco frecuente que desde el palacio de Kensington se emitan comunicados de este tipo, si no se trata de un compromiso oficial, esta vez han considerado que era necesario apoyar a la pareja que estaban envueltos en numerosas críticas. "Esto no es un juego, es su vida y la de ella. Ha pedido esta declaración con la esperanza de que los que han estado conduciendo esta historia puedan detenerse y reflexionar antes de que se produzcan nuevos daños. Sabe que es inusual emitir una declaración como esta, pero espera que la gente comprenda por qué ha sentido la necesidad de hablar públicamente", relataba sobre el comunicado emitido el pasado 12 de noviembre por el príncipe Harry.