El príncipe Harry y Meghan Markle hicieron su última parada de la gira por Oceanía en Nueva Zelanda. Allí estuvieron de paseo por el precioso bosque de Redwood Treewalk, en Rotorua, ubicado en el interior de la Isla Norte del país. El bosque contaba con unos árboles enormes, los Kauris, donde claramente los Duques de Sussex no se resistieron a posar alrededor de ellos. Es aquí donde Harry saca la mejor foto a su mujer embarazada acariciándose la barriga.

“Gracias, Nueva Zelanda, por una maravillosísima última semana de gira”, podemos leer junto a la imagen, y añadía: “Ha sido un privilegio conocer a tantos amistosos Kiwis. Australia, Fiji, Tonga y Nueva Zelanda, nos vamos sintiéndonos inspirados y recordando cómo cada uno de nosotros puede marcar la diferencia”. Estas son las palabras de agradecimiento que han escrito los Duques de Sussex a través de la cuenta de Instagram de Kensington Palace el pasado jueves.

Una vez terminado el viaje, Harry y Meghan vuelven a Londres, donde ahora la pareja va a descansar, sobretodo la duquesa, y a pensar que nombre poner al bebé que esperan. De momento, como no saben si será niña o niño, tienen algunos nombres favoritos para ambos sexos, según ha confirmado la casa de apuestas Ladbrokes, y esos serían Victoria, Albert, Philip y Alice.

¡Dale al play!