Parece que Kate Middleton se está volviendo a venir a arriba en cuanto a cuestiones de estilo, y es que si la mujer del príncipe Guillermo llevaba tiempo sin brillar con sus estilismos, parece que la llegada de su cuñada Meghan Markle, ha hecho que Kate resurja de sus cenizas.

La Duquesa de Cambridge ha escogido para la boda real de su prima política Eugenia de York un espectacular diseño firmado por Alexander McQueen de un favorecedor color frambuesa con el que ha conseguido acaparar parte del protagonismo de la novia, ¡y es que Kate está espectacular!