Celebrities » Sangre Azul

ENTRE SUS CLIENTES TAMBIÉN SE ENCUENTRA VICTORIA BECKHAM

La esteticista de Kate Middleton, Deborah Mitchell, ha asegurado sus manos por 17 millones de euros

Aunque a muchos les resulte extraño, lo cierto es que no es la primera vez que alguno de nuestros VIPs hace una locura como esta: Deborah Mitchell, la esteticista de Kate Middleton (también lo es de Victoria Beckham y de Gwyneth Paltrow, entre otras celebrities) ha asegurado sus manos por casi 17 millones de euros. Y es que Mitchell ha confesado que son su herramienta de trabajo y la fuente de todos sus ingresos. Ya lo hizo Iker Casillas (también con sus manos), Kylie Minogue, quien aseguró su trasero por 3 millones de dólares y Taylor Swift, que también acudió a una aseguradora para proteger sus ahora millonarias piernas. ¡Qué barbaridad!

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

Deborah Mitchell es la esteticista de Kate Middleton, la responsable de que la Duquesa de Cambridge brille siempre en cada acto público, y la misma que ha decidido asegurar sus manos por un valor de 16.7 millones de euros. Deborah ha seguido los mismos pasos que Iker Casillas, y de otras muchas celebrities que han asegurado alguna parte de su cuerpo.

Aunque en un principio resulte extraño, porque la profesión de esteticista no tiene muchos riesgos, a sus 51 años ha decidido que éstas son su herramienta de trabajo y gracias a las cuáles ha podido llevar una buena vida. Es por esto que Mitchell confió esta parte de su cuerpo a una aseguradora.

Sin embargo, su vida dará un cambio radical desde entonces, pues la compañía de seguros le ha prohibido: abrir ella misma la puerta de su casa, la puerta del horno cuando está caliente, no puede entrar a la cocina, no puede abrir las cartas, ni comer sin guantes, ni estar en el jardín… En fin, una larga lista de cosas prohibidas que van a dejarla muy limitada.

Aunque empezó su camino en el mundo de la estética en los años 80, no fue hasta una década después cuando se hizo famosa por lanzar en el mercado una mascarilla facial creada con el veneno de las abejas y con bótox, con efecto tensor de la piel.

Publicidad