Mucho se está hablado del viaje de Meghan Markle a Nueva York, donde ha viajado para celebrar su baby shower. Y es que si recientemente la Duquesa de Sussex ocupaba las portadas después de verse obligada a tener que abandonar un restaurante a los pocos minutos de entrar, ahora ha sido su inesperado look el que ha provocado que todo el mundo vuelve a hablar de Meghan.

Este pasado miércoles la mujer del príncipe Harry era fotografiada abandonando la Gran Manzana para poner de nuevo destino a Londres y para sorpresa de todos, Meghan optó por un chándal y una gorra para viajar. Un look deportivo de lujo compuesto por unos leggings negros de Lululemon, una chaqueta también en negra con cremallera de la firma premamá Ingrid & Isobel, las zapatillas Ultraboost de Adidas y una gorra de la serie de televisión Rectify.

¿Alguien se esperaba ver a Meghan en chándal tras su boda con el Príncipe? Ella siempre sorprende?