El príncipe Harry y Meghan Markle continúan con sus preparativos de boda que tendrá lugar el próximo 19 de mayo en el castillo de Windsor. Pero ha sido ahora cuando la reina Isabel II ha dado su consentimiento formal para que se celebre el enlace.

En una carta publicada al Consejo Privado expresó su aprobación, donde se podía leer: “Declaro mi consentimiento a un contrato matrimonial a mi muy amado nieto, el príncipe Henry Charles Albert David de Gales y Rachel Meghan Markle, dando mi aprobación bajo el Gran Sello y para ser inscrito en los Libros del Consejo Privado”.

príncipe Harry y Meghan Markle | Instagram

Este es un requerimiento necesario para las seis primeras personas en la línea de sucesión para poder casarse, ya que sin la aprobación de la Reina sus descendientes tendrían prohibido subir al trono.

Una carta similar publicó en su día para la unión entre el príncipe Guillermo y Kate Middleton para su boda, unas semanas antes del enlace. Entonces se refirió a ellos como “mi muy queridísimo nieto” y “nuestra fiel y querida Catherine Elizabeth Elizabeth”. En este caso sí tuvo halagos para la Duquesa de Cambridge, mientras que para Meghan se ha referido a ella tan sólo con su nombre completo.

Kate Middleton y Meghan Markle | Gtres