Charlene de Mónaco ha vuelto a someterse nuevamente a diversos retoques estéticos. La mujer del príncipe Alberto de Mónaco ha reaparecido en público durante la fiesta de la patrona del Principado, Santa Devota. Una celebración a la que también acudieron los dos hijos de la pareja, Jacques y Gabriella.

A pesar de que los mellizos de cinco años siempre acaparan el protagonismo, esta vez el foco se ha situado en Charlene de Mónaco, y es que su nuevo rostro no ha dejado indiferente a nadie…

Charlene se empeña en desafiar al paso del tiempo. Desde su matrimonio con Alberto de Mónaco, la exnadadora se ha sometido a numerosas operaciones estéticas. Durante la celebración hemos podido ver a la princesa con el rostro más redondo, los labios más voluminosos, la piel más tersa y brillante.

Sin duda, ha sido una total metamorfosis la que ha acompañado a Charlene en sus nueve años como princesa: rinoplastia, rellenos de ácido hialurónico, bótox...