La reina Letizia está apostando cada vez más por una imagen natural. Ya durante el verano comenzó a dejar notar sus canas, que ahora son mucho más evidentes.

Para muchos la Reina de España quiere mostrarse tal cual, sin artificios, como ya hizo cuando acompañó a sus hijas al comienzo del nuevo curso, cuando acudió sin maquillaje y con un recogido informal.

Para otros la monarca apuesta por dar una cara más 'regia' en su papel de soberana. Sea como sea, Letizia ha dejado de darse baños de color o de darse las mechas color ceniza que solía llevar, y está dejándose cada vez más llevar por su pelo natural.