Meghan Markle y el príncipe Harry tendrán diferentes detalles en el día de su boda que recordarán a la fallecida Lady Di, madre del novio. Para empezar, el anillo de compromiso, tal y como explicó él mismo, incluye dos diamantes de la colección personal de su madre “para asegurarnos de que nos acompaña en este loco viaje juntos”.

Además, en la lista de invitados se incluye la asistencia tanto de las dos hermanas de Diana de Gales, Lady Sarah McCorquodale y Lady Jane Fellowes, con sus parejas y sus hijos, además del hermano, el conde Spencer, la figura más polémica de la familia materna. Además, todos los primos de Harry por este lado tienen el ‘ticket de oro’, con el que se hace referencia a la invitación que también incluye la posterior recepción en Frogmore House, cuyo aforo será mucho más reducido.

Además, las flores que decorarán la iglesia estarán cargadas de simbolismos. Philippa Craddock, la diseñadora oficial elegida por los novios, ha indicado que la pareja ha colaborado en todo momento y que junto a las peonías, la flor preferida de Meghan, habrá rosas blancas, las favoritas de Diana. De hecho, el año pasado, con motivo del 20 aniversario de su muerte, se inauguró en el Kensington Palace un jardín de rosas blancas llamado White Garden en su memoria. Por otro lado, se rumorea que el ramo de la novia podría incluir algún guiño a Diana.

También Meghan y Harry, al igual que hicieran Guillermo y Kate, han decidido que el dinero que los invitados desearan invertir en regalos para los novios, sea dirigido a organizaciones benéficas que los propios novios han elegido personalmente. Entre ellas hay dos que están relacionadas directamente con algunas de las causas en las que más se implicó la princesa Diana en vida.

Por último, también se ha interpretado como un guiño a Diana, conocida como ‘la princesa del pueblo’, el hecho de que Meghan y Harry hayan invitado a 2.640 personas a ver la boda desde los terrenos de Windsor: 1.200 ciudadanos, 200 representantes de entidades benéficas, 100 alumnos de escuelas locales, 610 miembros de la comunidad del castillo de Windsor y 530 miembros de la Casa Real.