El príncipe Harry y Meghan Markle están a escasos dos meses de su boda real. El gran acontecimiento tendrá lugar el 19 de mayo en St. George Chapel en Londres. A la ceremonia religiosa asistirán 600 personas, entre amigos, familiares y personalidades. Todos esos asistentes ya saben a qué hora tiene que estar allí porque... ¡las invitaciones ya han sido enviadas!

La Casa Real inglesa lo ha anunciado a través de un tuit junto con una foto de la feliz pareja. Las invitaciones, de estilo tradicional, están elaboradas por la empresa Barnard & Westwood que trabaja para La Reina desde el año 1985.

 

La estética de las invitaciones, como no podía ser de otra manera, es muy elegante. Están escritas en color dorado y negro, sobre un papel blanco y rematado con detalles en oro. Los nombres de los asistentes están escritos a mano, y en cada una de ella está impreso el escudo del Príncipe de Gales, anfitrión de la celebración.

Además de a la celebración religiosa, por la tarde se celebrará una fiesta íntima con 200 personas en el Palacio de Windsor. Esta fiesta estará reservada para los familiares y amigos cercanos de la pareja que pondrán el broche de oro a la boda del año.