Las rupturas, por muy amistosas que sean, nunca son fáciles y cada uno tiene una manera particular de superarlas. En el caso de Zayn Malik su proceso de recuperación emocional pasa por un cambio de look radical y algo más de tinta en su piel.

El cantante y compositor ha pasado varios días en un estudio de tatuajes decorando su piel con unos cuantos tatuajes nuevos. Parece que se ha tatuado el número 25 en su cuello, una rosa estilo 'neo traditional' en el cráneo y algo en el pecho que aún no hemos podido ver.

Pero eso no ha sido lo que ha hecho el ex de la modelo. Ha cambiado la tinta por el tinte y ha sorprendido a sus seguidores con su nuevo look, tiñéndose el pelo de rubio platino.

Lo realmente impactante ha sido que se ha teñido la barba de ese mismo tono y lo único que se ha dejado en oscuro han sido sus cejas. Una combinación muy poco común pero con un resultado espectacular que ha encantado a todos sus fans.