Un joven de 29 años estadounidense ha sabido ver dónde está el negocio. Brandon Tudor iba conduciendo su coche como cada día cuando de pronto un pájaro le lanzó sus excrementos sobre la luna del coche, en vez de darle a los limpias y quitar la caca de pájaro, Brando observó la gran semejanza que guardaban estos excrementos con el rostro de Michael Jackson.

Tal es el parecido, que Brandon dejó de conducir su coche para conservar estas heces con toque VIP en perfecto estado y sacarla a la venta a través de Ebay.

Ahora cualquier interesado puede comprar estos excrementos, con la luna incluida, por 500 dólares.

Michael Jackson | Michael Jackson