Hace apenas un mes, una mujer demandaba a Usher por contagiarle herpes. Una enfermedad que le está pasando factura al cantante.

Ahora otras dos mujeres más se suman a demandarle por la misma razón, aunque prefieren mantenerse en el anonimato. Sin embargo, la primera de las tres no se ha quedado callada. Pretende que la demanda presentada ante la corte de Los Ángeles se lleve a cabo y que el cantante pague por los daños causados.

Además, habría ocultado su estado de salud asegurando estar bien al cien por cien y aceptando mantener relaciones sexuales sin protección con ella durante tres semanas. La primera 'víctima' del cantante ya habría sufrido fiebres altas, dolores de cabeza y malestar general.

Finalmente, al cantante no le ha quedado otra que aceptar que es portador de la Enfermedad de Transmisión Sexual.