Pablo López ha visitado El Hormiguero donde no sólo nos regaló una actuación en directo sino que nos contó algunas anécdotas y vivencias personales, aunque no mencionó a Malú. Y una de las cosas que ha confesado es su truco para que no sepamos cuándo y dónde se va de fiesta.

"Tengo una buena colección de fotos de camas de hoteles para confundir", confesaba en el programa de Pablo Motos. Aunque asegura que lo hace por sus seguidores, para que no se preocupen por él, lo cierto es que juega al despiste. Por lo menos ahora sabremos que está de fiesta cada vez que publique una fotografía de un hotel, aunque no sabremos dónde ni con quién.

También habló sobre su amistado con Pablo Alborán con quien comparte grandes momentos dentro y fuera del trabajo, aunque le confesó a Pablo Motos que cuando Alborán y él se ponen a trabajar acaban siendo un poquito pesados.

"Pablo, que trabaja mucho más que yo porque soy un flojo, estuvo un mes haciendo promoción por un montón de países y cuando llegó se tiró varios días diciéndome que no saliera, que me reservara para nuestra cita. Nos fuimos directamente al estudio y nos empezamos a machacar. Somos muy pesados con eso. No es nada agradable". Y añadía: "Y no queremos que nos acompañe mucha gente, pero no por intimidad ni nada, es porque somos muy pesados con eso y nos alargamos hasta las tantas de la madrugada".