El cáncer ha estado muy presente en la vida de Céline Dion desde hace varios años. Primero fue su padre quien en el 2003 falleció como consecuencia de esta enfermedad. Su padre fue quien fundó 'La Maison-Adhemar Dion' para enfermos terminales en Canadá.

La muerte de su progenitor fue algo que partió el corazón a la cantante, quien necesitó mucho tiempo para recuperarse de esta dolorosa pérdida. A principios de este año eran su marido, René Algelil, y dos días después uno de sus hermanos, Daniel Dion, quienes perdían la batalla contra el cáncer.

Pero aquí no termina la trágica historia de la intérprete de 'I'm Alive', resulta que según ha publicado el portal de noticias WENN.com, Claudette Dion -la hermana de la artista- ha confesado que su cuñado ha sufrido metástasis.

"Mi cuñado está en 'La Maison-Adhemar Dion' y todavía está consciente. Mi hermana Liette está con él y es muy fuerte. La gente de la Maison son ángeles que están cuidando muy bien a nuestro cuñado", confesó Claudette a la revista Ecos Vedettes.

Con esta triste noticia -que Céline suma al carro- la intérprete musical está intentando seguir con su vida de forma natural, intentando mantener la mente positiva pese a lo que ha tenido que sufrir. Y cuando se refiere a su marido no lo hace con tristeza, sino con mucho amor y admiración: "Me enseñó mucho. Y me dio tres hijos magníficos, los miro y le veo en ellos todos los días".