Hace unas semanas The Weeknd reveló ante los medios que tenía que estar bajo los efectos del alcohol cuando se iba a subir a un escenario debido al miedo y los nervios que le entraban antes de actuar.

Pero parece ser que Abel Tesfaye también ha tenido que utilizar sustancias más fuertes cuando necesita inspiración para componer. Así lo ha reconocido en una entrevista para The Guardian donde ha hablado sin tapujos sobre este tema: "Te seré completamente honesto. En los discos anteriores lo hice. Incluso en este álbum, Starboy, hay temas que fueron escritos mientras estaba colocado. Hay canciones que no puedes hacerlas sobrio".

Y continúa diciendo: "Cuando no tenía nada más que hacer que crear música consumía mucho. Las drogas eran siempre una opción. Hay canciones de mi primer álbum que tenían una duración de unos siete minutos. Fueron hechas mientras me encontraba bajo la influencia de las drogas. Ahora no me veo haciendo algo así".

Aunque también ha querido dejar claro que este consumo ha sido puntual: "Una vez lo logro, lo dejo de hacer. Ahora mismo, lo tengo bajo control", y asegura que eso es cosa del pasado.