Como cada año, los MTV Music Awards han reunido en el teatro Microsoft de Los Ángeles a cientos de celebridades en una de las noches más importantes de la música internacional. En esta edición Miley Cyrus ha sido la encargada de conducir la gala a la que la cantante está indiscutiblemente asociada desde su actuación con Robin Thicke en 2013.

Sin embargo, y a pesar de sus esfuerzos, la gran protagonista de la noche fue Taylor Swift. Como ya viene siendo habitual, la princesa del country arrasó en las categorías en las que estaba nominada, haciéndose con tres galardones al final de la noche. Otra de las grandes estrellas de la ceremonia fue Kanye West, quien recibió el premio Michael Jackson al vídeo de vanguardia de las manos de Swift.

Además, fue una ceremonia llena de sorpresas en la que no faltaron las actuaciones. Al comienzo de la gala Nicki Minaj y Taylor Swift se subían juntas al escenario para sellar la paz con la interpretación de la polémica 'Bad Blood'. Justin Bieber, Tori Kelly, Demi Lovato & Iggy Azalea, Macklemore y Ryan Lewis con Kool Moe Dee, y The Weeknd fueron los encargados de poner música a la velada.

Pero por la alfombra roja desfilaron las estrellas internacionales luciendo sus modelitos:Selena Gomez, Demi Lovato, Gigi Hadid, Kylie Jenner, Rita Ora, Shawn Mendes, FKA Twigs, Tyga, Big Sean o Brooklyn Beckham no faltaron a esta cinta con la música que no se perdió prácticamente nadie.