Taylor Swift se ha convertido en la gran protagonista de la gala de los MTV Music Video Awards. Después de haber sido recompensada por tres de las producciones audiovisuales que ilustran sus canciones, la artista no podría haber encontrado un lugar más apropiado en el que estrenar su nuevo videoclip en primicia.

El sencillo 'Wildest Dreams' ha sido el quinto sencillo que Taylor ha elegido presentar, y lo ha hecho a través de una cuidada producción en la que comparte protagonismo con su amigo Scott Eastwood.

El vídeo, dirigido por Joseph Khan, está ambientado en la sabana africana. Por este motivo, no es una coincidencia que Taylor haya tomado la decisión de donar la recaudación íntegra del vídeo a una fundación benéfica que ayuda a preservar la vida de los animales salvajes de África.