Taylor Swift se ha apoyado en su amiga Gigi Hadid y en Zayn Malik, el novio de la modelo y exmiembro de One Direction, tras romper con Tom Hiddleston. Los tres salieron juntos de fiesta y fue a la salida de un hotel en Nueva York cuando las cámaras de los medios de comunicación les pillaron juntos.

Siempre había sido Selena Gomez el hombro al que Swift acudía para secarse las lágrimas, sin embargo, esta vez la exnovia de Justin Bieber no está con fuerzas para animar a nadie. Hace unos días anunció la cancelación de su gira 'Revival World Tour' por Europa y Canadá debido a la enfermedad que padece desde hace tiempo: Lupus.

También Malik ha tenido que cancelar algunos de sus conciertos por la ansiedad que padece y que le impide llevar una vida de celebrity con total normalidad. Sin embargo, el cantante no se quiso perder el desfile de su novia y su nuevo proyecto con Zalando: 'TommyxGigi'. Al desfile de Tommy Hilfiger en la Semana de la Moda de Nueva York también acudieron Tay y la modelo Martha Hunt.

Aunque Taylor y Gigi no empezaron con buen pie, ahora parecen inseparables. Y es que tras una ruptura, todos recurrimos a los amigos y/o a la familia para que el ánimo no decaiga por los suelos.