Katy Perry estuvo hace unos días en El Vaticano junto a Orlando Bloom. Allí tuvo la oportunidad de saludar al Papa Francisco. No sabemos si esta visita ha tenido algo que ver, pero está claro que ha decidido ponerle fin a su eterna guerra con Taylor Swift tras cinco años sin hablarse.

Ha sido la propia Taylor la que, a través de su Instagram Stories, ha publicado un vídeo en el que se ve una carta manuscrita junto a una rama de olivo dentro de un paquete. “Pues he vuelto a mi camerino y me he encontrado esta rama de olivo. Esto significa mucho para mí, ha dicho la cantante, que ha acompañado su publicación con un “Katy” acompañado por corazoncitos.

En las imágenes también se atisba parte de la carta que le ha escrito Perry: “Hola vieja amiga, he estado reflexionando sobre las pasadas malas interpretaciones y sentimientos heridos entre nosotras. Me encantaría arreglar las cosas.

Sin duda alguna un gran paso para sembrar la paz entre ellas, ya que el hecho de que Katy ‘reclutara’ para su gira a algunos de los bailarines de Taylor, fue el detonante de esta guerra fría que se ha alargado demasiado en el tiempo.