'Delicate', así se llama la canción del videoclip que ha lanzado Taylor Swift y que se ha rodeado de polémica. Minutos después del estreno del videoclip, que pertenece a su último álbum 'Reputation', surgían en Twitter comentarios que acusaban a Taylor de un supuesto plagio a un anuncio de perfume de la marca Kenzo. Los usuarios han aportado fotos en los que se aprecia el más que evidente parecido entre las dos producciones.

 

 

Ambos vídeos, de una duración casi idéntica, están protagonizados por dos chicas jóvenes, ambas rubias, con aire aburrido y que utilizan el baile como una forma de liberarse de su actual situación. Para este baile, Kenzo contó con el coreógrafo de Sia en la canción 'Chandelier'. Los vídeos comparten un escenario similar, un elegante salón lleno de gente en lo que parece un evento formal.

La diferencia entre los dos vídeos, es que mientras el videoclip se ha lanzado esta última semana, el anuncio se estrenó hace un año. Concretamente, el videoclip de Taylor Swift parece esconder un mensaje oculto. La cantante busca desesperadamente librase de los paparazzi y de la fama y solo puede ser libre cuando nadie la ve. Una situación que muy probablemente ha vivido Taylor en sus propias carnes.