Celebrities » Pop

La cantante sale más rubia de lo habitual y casi sin maquillaje

Taylor Swift aparece muy cambiada en la portada de Vogue USA

Vogue USA ha querido celebrar el décimo aniversario de Taylor Swift en el mundo de la música eligiéndola como portada de la edición de mayo. La cantante aparece casi irreconocible debido al uso excesivo de Photoshop. Sin embargo, la artista parece contenta con el resultado y no se sumará a la lista de los VIPs que alzan la voz en contra del retoque. "Esta es mi portada favorita de las que he hecho", ha declarado Taylor en Instagram.

Taylor Swift muy sexy con este vestido de gran escote y raja en la falda

Gtres FIESTA POST OSCAR 2016 DE VANITY FAIR

Publicidad

Taylor Swift para Vogue USA

Con el pelo rubio platino, los labios rojos y unos ojos más azules que nunca, Taylor Swift aparece en la portada de 'Vogue USA'. La cantante celebra de esta manera los 10 años de su exitosa carrera musical. Lo cierto es que la artista aparece casi irreconocible, con una estética muy andrógina que dista mucho de su imagen habitual.

Lo cierto es que en la portada ya se anuncia que íbamos a ver a una Taylor como nunca antes. "¿Quién es esta chica?", se puede leer en el último número de 'Vogue USA'. Los memes en las redes sociales no han tardado en aparecer en los que la comparan con el actor Owen Wilson. A pesar de las críticas, la artista está contenta con el resultado y no ha dudado en compartirlo con sus seguidores de Instagram: “Esta es mi portada favorita de las que he hecho”.

A pesar del revuelo causado con las imágenes de la novia de Calvin Harris, la cantante se ha mostrado más sincera que nunca hablando de sus planes de futuro: "Es la primera vez en 10 años que no sé lo que voy a hacer. Con todas las cosas increíbles que me ocurrieron el año pasado... He decidido que era hora de vivir la vida sin la presión que me impongo a mí misma para crear", explica. Además añade: "De verdad quiero tomarme un tiempo para aprender cosas. Tengo algunos pequeños objetivos conmigo misma".

La sesión de fotos ha estado a cargo de Mert Alas y Marcus Piggot y el estilismo en manos de Tonne Goodman. La estilista ha apostado por un look metálico y estridente y para ello ha elegido marcas como Calvin Klein, Marc Jacobs o Yves Saint Laurent.

Publicidad