Un suplantador de El Pescao, David Otero, será juzgado por estafar más de 130.000 euros a diferentes entidades, haciéndose pasar por el exintegrante de El Canto del Loco y solicitando una ayuda económica con carácter solidario.

Resulta que este hombre pidió al Málaga Club de Fútbol, a la Fundación Samuel Etoo y la Fundación La Bruixa D'or, una colaboración económica para un niño de Málaga enfermo de leucemia, que supuestamente estaba ingresado en un hospital madrileño y que necesitaba un trasplante de médula en el extranjero.

Los hechos se produjeron entre 2008 y 2009, según ha podido saber en exclusiva la Agencia EFE, "constituyendo todo ello un engaño al no existir dicho niño enfermo y carecer el certificado enviado de validez al estar firmado por un médico inexistente". Ya que el supuesto timador envió un fax con un certificado del hospital y una firma de un médico que no existía.

El ministerio fiscal ha revelado que los titulares de la cuenta donde se ingresó el dinero, que hoy son los procesados (son pareja), la mujer aparecía como la supuesta madre del niño. El fiscal pide tres años de prisión para él y dos para ella, aunque el despacho Global Abogados (en nombre de la Fundación La Bruixa D'or), eleva estas peticiones a cinco y tres años respectivamente.