Celebrities » Pop

BUENAS NOTICIAS PARA LA FAMILA

La sobrina de Britney Spears está despierta y ya habla y respira por sí sola

Britney Spearsy su familia han recibido muy buenas noticias: según un comunicado publicado por People, su sobrina Maddie, hija de su hermana Jamie Lynn Spears, ya está despierta, y además habla y respira por sí sola. Una feliz noticia después de tres días de incertidumbre tras el accidente que la pequeña de ocho años sufrió con su mini todoterreno en la finca familiar.

Jamie Lynn Spears junto a su hija Maddie

Redes Sociales Jamie Lynn Spears junto a su hija Maddie

Publicidad

Britney Spears y su familia comienzan a ver la luz tras el sinvivir de estos tres últimos días en los que su sobrina Maddie, hija de su hermana Jamie Lynn Spears, se encontraba en estado crítico después de sufrir un accidente con su mini todoterreno en la finca familiar.

La pequeña de 8 años vio cómo su vehículo volcaba en el estanque al querer salvar una zanja, unos minutos angustiosos en los que la niña estuvo sumergida en el agua sin poder respirar. Sus padres y el actual marido de Jamie Lynn, que presenciaron el accidente, se lanzaron a rescatarla, pero cómo llevaba puesto el cinturón de seguridad, la situación se complicó.

Maddie fue trasladada en helicóptero al centro hospitalario más cercano, desde donde su tía pedía a sus seguidores que oraran por ella. Finalmente, parece que evoluciona favorablemente, y así lo ha publicado la revista People en el comunicado enviado por la familia.

“La hija de ocho años de la artista Jamie Lynn Spears se vio involucrada en un accidente de ATV en la casa familiar el pasado domingo en Kentwood (Lousiana). Los médicos lograron resucitarla y fue trasladada por aire a un hospital local. Ella es consciente de su entorno y reconoce a los miembros de su familia que han mantenido la vigilia desde el percance”, rezaba el comunicado.

Asimismo, los médicos que han estado atendiendo a la pequeña desde el pasado domingo han podido quitarle el ventilador para que respirara por ella misma. Maddie se encuentra despierta y puede hablar, aunque sigue recibiendo oxígeno y está siendo vigilada muy de cerca, a pesar de que no parece que haya sufrido ningún problema neurológico.

Publicidad