Desde hace cinco años Adele mantiene una relación estable con Simon Konecki, con el que ha tenido un hijo en común Angelo James.

Una relación de lo más discreta pero no por ello menos romántica porque como ha demostrado el novio de la cantante lo suyo es amor del verdadero.

El pasado domingo Simon dejó a su chica con la boca abierta durante el concierto que estaba ofreciendo en Nashville cuando de pronto empezó a caer confeti del cielo con frases escritas a mano de lo más románticas como "Te amo", "Te quiero desde hace mucho tiempo" y "Eres es un ángel". ¡Qué bonito!