Ed Sheeran te da ganas de comer patatas fritas. Así lo ha determinado un instituto sueco encargado de realizar un estudio de márketing que determina qué te influye a comprar una cosa u otra.

Según el resultado, la canción ‘Shape of you’ hace que compres más patatas fritas. Vamos, que si estás a dieta, más te vale que evites escucharla. O si quieres un menú con patatas fritas y en ese momento suena la canción, comprarás más de las que tenías pensadas en un principio.

En definitiva, que lo mejor es que si tienes hambre no escuches al pelirrojo, no vaya a ser que te den ganas de comer patatas fritas innecesariamente. Más ahora, que la operación bikini está entrando en su recta final.