Shakira y Carlos Vives llegaban tranquilos y sonrientes este miércoles al juicio en el que han tenido que prestar declaración tras ser demandados por el supuesto plagio de su canción ?La bicicleta?, que tan mundialmente conocida se hizo en 2016.

Fue el cubano Liván Castellano Valdés el que interpuso la denuncia al asegurar que ?La bicicleta? tiene fragmentos totalmente copiados de su canción ?Yo te quiero tanto? de 1997. Según sus palabras, le envió al cantante colombiano un fragmento de su tema a través de Sony ATV, pero Vives decidió reproducirlo en su canción sin su consentimiento.

?El estilo no tiene nada que ver. Yo no sé si el demandante quiere hacer un vallenato, pero no le sale. Es como si un niño quiere coger el balón con las manos y no sabe. La otra canción es una salsa. Aquí y en la China. Y lo nuestro es un vallenato?, declaraba la artista ante el juez según recoge El País.

Y se defendía asegurando que "nunca he sido condenada por plagio. En 30 años de carrera y desde los ocho año que empecé a cantar en mi casa de Colombia?, a lo que Carlos añadía: ?Mi trabajo consistió en la modernización de la música tradicional colombiana. La gente me llama el rey del vallenato. Lo conseguí con amor y dedicación a la música. Y mi música es única, no la hace nadie. Yo la he inventado?.