Shakira tendrá que comparecer ante la justicia el próximo mes de junio. Se le acusa de haber urdido un plan para no pagar ni el IRPF ni el impuesto sobre patrimonio a Hacienda, utilizando todo un entramado de sociedades ubicadas en paraísos fiscales como las Islas Vírgenes, las Islas Caimán, Malta, Panamá y Luxemburgo.

El juzgado número 2 de Esplugues de Llobregat (Barcelona) asume la investigación contra la pareja de Piqué por defraudar 14,5 millones de euros, simulando no residir en España entre 2012 y 2014.

La cantante utilizó todo este entramado para no tributar, a sabiendas de que residía la mayor parte del año en España. En la querella se estima en 12,3 millones la cantidad que la colombiana debió tributar en esos años, siendo un total de casi 2,2 millones la suma que tendría que haber pagado a la Agencia Tributaria.