Shakira ha decidido no decir nada de nada sobre el referéndum catalán, mientras que su pareja, Piqué, está involucrado de lleno con la situación política que se vive ahora mismo. Es más, fue a votar y se ha mantenido muy activo en las redes sociales y frente a los medios de comunicación al respecto.

Y es que parece que la colombiana no quiere ver cómo toda esta situación afecta a su carrera profesional, ya que el próximo 8 de noviembre comienza El Dorado Tour en Colonia, Alemania. En Barcelona actuará el 25 y el 26 de noviembre, y es que en esta ciudad ha tenido que hacer doblete debido a la alta demanda de entradas.

Por otro lado, la cantante no permitió en su última rueda de prensa que se acreditaran medios españoles, es más, a los pocos extranjeros que acudieron se les pusieron una serie de condiciones estrictas, entre las que estaban no lanzar preguntas comprometidas ni sobre política ni sobre su relación con Piqué.

El 1-O fue una difícil jornada, en la que el jugador blaugrana se convirtió en uno de los protagonistas cuando fue a votar e instó a los catalanes a hacer lo mismo. Incluso quiso que el Barça suspendiera su partido contra Las Palmas en el Camp Nou, a lo que parte de la plantilla del club, entre los que se encontraba Messi, no estaban dispuestos a perder 3 puntos por esta razón.

Ya al término del encuentro, Piqué se mostró afectado ante los periodistas, en lo que calificó “la peor experiencia de su vida”. Después comenzó a hablar en catalán sobre su futuro en la selección española, momento en el que no pudo contener el llanto. Cuando volvió a decir lo mismo en castellano, lloró de nuevo.