Una vez más Shakira ha tenido que volar lejos por cuestiones laborales, pero acostumbrada a llevarse al peque a cada lugar al que viaja, en esta ocasión ha dejado ha decidido dejar a Milan con su padre para que ambos puedan estar juntos en Barcelona.

La cantante, que es consciente de que Gerard Piqué también quiere disfrutar de su hijo Milan, no puede evitar echarlos de menos y así lo ha querido reflejar en su Twitter: "Volando sobre los Alpes y extrañando mucho a mis dos amores".

Por eso, y por los rumores que apuntaban a un posible distanciamiento entre la pareja, que ambos se encargaron de desmentir, la colombiana ha dejado otro comentario muy romántico para demostrar lo mucho que se quieren: "¡Qué no haría por esos ojitos azules!", unido a una foto en la que los tortolitos aparecen sonrientes y enamorados.