Con un aire salvaje, natural, inocente y sexy, Selena Gómez ha posado para la edición de julio de la revista ELLE. Dos portadas distintas donde se puede ver a la novia de Justin Bieber espectacular.

Su físico no es lo único que sobresale en esta publicación. El corpiño de Dolce & Gabanna y la túnica de Balmain son sólo un complemento para acompañar todo lo que ha confesado en su interior.

La relación con Justin Bieber ha sido el tema estrella. La actriz sigue tan enamorada como el primer día. Y es que, el estadounidense es todo un amor... por su chica hace lo que sea y si es para complacerla, hasta reservar el mismísimo Staples Center si hace falta. "Es un romántico empedernido, yo sólo le dije que quería ver de nuevo 'Titanic' y entonces pasó", contaba Selena sobre el detalle de su novio.

Su pasado 'humilde' tampoco lo olvida. Los comienzos no fueron fáciles y Selena confiesa los apuros que tuvieron que pasar, en más de una ocasión. ?Recuerdo que como siete veces nos vimos con el coche parado en la carretera, debido a que nos habíamos quedado sin dinero para gasolina.?, declaraba, reconociendo que su madre siempre le había mostrado como era la vida real.

Guapa, realista, inocente y humilde. ¿Qué más puede pedir Justin Bieber? No nos extraña que en Estados Unidos sea tan admirada y que las ventas de la próxima edición de la revista se prevea que sean todo un éxito.